Traductor

domingo, 22 de noviembre de 2015

TIERRA MADRE Y RÍO DE ALMAS

Con este artículo voy a iniciar una serie con la que iré explicando aspectos de la saga Río de Almas, de próximo estreno.

"En aquellos tiempos los hombres vivían en armonía, y el hermano no luchaba contra el hermano, ni la esposa contra el esposo. Pero los aguadores hablaron en sus oídos y la discordia entró en las tiendas de piel. Y el hermano luchó contra el hermano…"
(Historia Secreta – Autor ghul anónimo)

¿QUÉ ES TIERRA MADRE?

Tierra Madre. Un mundo con dos lunas
y una gran cantidad de auroras boreales.
El sueño de un fotógrafo
Tierra Madre (Katul en lengua "cortesana antigua" Ka - Tierra / Tul - Madre) es  lo que habitualmente se conoce como un "supercontinente". Un único continente rodeado por un solo océano. O, por lo menos, eso creen sus habitantes, pues nadie ha navegado hasta  muy lejos. Los barcos son más adecuados para el cabotaje o la navegación fluvial. También hay globos, pero son de aire caliente y deben "repostar" con cierta frecuencia.  Hasta donde sus habitantes saben, por tanto, solo existe ese gran continente en su mundo. Está surcado por dos enormes ríos: el Blanco y el Negro.  El río Negro es un lugar hostil, lleno de esclavistas, y con tierras ignotas donde los rumores sitúan reinos que desaparecieron hace mucho tiempo. Algunos pueblos de Tierra Madre intentan en estos instantes colonizar pequeñas porciones de tierra en esa zona.  

Ciudad de Aguas (la aduana), en el Río Blanco
Dos grandes porciones de Tierra Madre son por completo desconocidas: El Desierto Rojo y la Tierra Prohibida, esta última es donde viven los dragones. Nadie que haya viajado a ambos lugares ha vuelto para contarlo. También hay un gran mar interior que se abre al gran océano por  un pequeño estrecho. En su centro sobresale una gran isla, donde está el Señorío Shobu. Los shobus no son amigos de los extranjeros y, aunque tienen un virrey en Río de Almas, no aceptan visitas a sus tierras.  
El Río Blanco, que es el más largo de los dos, está lleno de ciudades y pueblos. En tiempos antiguos esa zona fue un reino, que quedó totalmente destruído tras última venida de los Aguadores (U.V.). Desde entonces las viejas ciudades son independientes y libres, aunque están bajo el mandato no oficial de la Asociación Hanse.  La última ciudad antes de la gran bahía es Río de Almas, la cual se levanta junto a una gigantesca cascada.

COSMOGONÍA

Dos lunas.  De ello salen romances e historias
La última venida destruyó todas las bibliotecas y, con ellas, los recuerdos y la historia de los distintos pueblos. Los pocos textos antiguos que se conservan dan a entender que hubo tres lunas antiguamente.  A día de hoy solamente quedan dos, la luna de plata (blanca), y la de cobre (roja). Una tercera luna, más pequeña, la de hierro o negra, cayó al suelo creando con su choque lo que hoy es el Mar Interior.  También en el choque mató a los gusanos gigantes. Según esos textos, antes de que aparecieran  los hombres Tierra Madre estaba habitada por los dragones, los gusanos gigantes y las mariposas gigantes.  Los dragones aún viven y son inmortales, tratando con bastante indulgencia a los humanos, como si fueran unos hijos a los que hay que guiar con benevolencia, lo que no impide que prohíban la entrada a su territorio.  De las mariposas se sabe poco, aparte de su tamaño. Uno de los negocios más florecientes es la búsqueda en las montañas de yacimientos de seda de mariposa, muy útil para fabricar mantas, y de cera.  La cera tiene muchas utilidades prácticas en la vida diaria, como la de calentar agua.

De los gusanos se rumorea que eran inmortales y sabios, y que también vivían en el mar, pero actualmente solo sobrevive uno, el Rey Gusano, que habita en Río de Almas. Nadie ha visto ningún gusano marino..  En tiempos remotos Tierra Madre estaba llena de árboles gigantes, los cuales se agrupaban a modo de "árboles-bosque". Los árboles más viejos se fosilizaban y los jóvenes brotaban encima, creando unas estructuras inmensas. Bajo ellas residían los gusanos gigantes, en cavernas enormes iluminadas por hongos fosforescentes de los que se alimentaban.  La única ciudad-bosque que aún se conserva, o que se conoce, es Río de Almas. 

Solamente hay dos estaciones reseñables: el verano y el invierno.  En los cambios de estación se producen, durante varios días, enormes auroras boreales que algunos atribuyen a causas mágicas. Se piensa que cuando las auroras se vuelven rojas, es que los aguadores están acercándose.

"Somos humildes, pero a fin de cuentas, orgullosos; somos crueles, pero a fin de cuentas, clementes; somos infinitos, pero a fin de cuentas, pocos; somos iguales, pero a fin de cuentas, distintos.”
(Historia Secreta -  Autor ghul anónimo)

RÍO DE ALMAS

Las Rocas del Tridente, al pie de la Gran Cascada
La última ciudad-gusano donde reina el último de los gusanos gigantes.  Una gigantesca estructura, imposible de escalar o atacar, junto a una descomunal cascada cuyas aguas se precipitan directamente a la Gran Bahía o Bahía del Tridente.   Río de Almas puede dividirse en dos grandes zonas: la superior, que es la ciudad-bosque. y la inferior que es la antigua ciudad de los gusanos. Un ramal del río penetra en la ciudad y la recorre por su interior, creando pèqueñas cascadas que se aprovechan para piscifactorías y donde, por regla general, vive la gente más humilde.  Los pudientes prefieren habitar en casas-árbol en la superficie, aunque sean más frías en invierno.

El puerto interior, en la gran caverna.
Nadie sabe cómo se llamaba antiguamente.  Su actual nombre se le puso tras la última venida.  Hace casi 600 años, cuando los aguadores aparecieron por última vez y casi destruyeron el mundo, la última resistencia se produjo en esta ciudad.  Medio millón de humanos murieron en una sangrienta batalla, que se logró ganar gracias a la intervención in extremis de los dragones.  Muchos hombres cayeron en ese instante. Los dragones cantan a sus muertos para acompañarlos hasta la otra vida (creen en la reencarnación), y ese día terrible varios dragones, posados en las Rocas del Tridente, bajo la cascada, cantaron para los humanos fallecidos.   Miles de cuerpos bajaron lentamente por el río con una pequeña luz sobre sus pechos, en dirección al mar, y al ver ese espectáculo de lucecitas los presentes tomaron la decisión de nombrar a esa ciudad "Río de Almas", en recuerdo de los fallecidos.

EL REY GUSANO

Matrikas. Mejor no te metas con ellas,
por la cuenta que te tiene
Otro de los sucesos que acontecieron en aquella terrible batalla fue que el último gusano vivo fue salvado. Y quienes lo salvaron fueron un grupo de mujeres que trabajaban en una escuela de danza y diversión (una especie de geishas). Casi todas murieron sacrificándose para salvar al gusano. Los representantes de los reinos que quedaban decidieron otorgar, a dicho gusano, el título de "Rey de Reyes", y se decidió crear una institución, el Matrikado, como guardia personal del monarca. 

El Rey Gusano no tiene poder sobre los asuntos internos de los distintos pueblos, pero sí que lo tiene sobre los asuntos entre reinos. Solamente él puede decidir si una guerra es justa, o si un tratado comercial es injusto.  Puede prohibir lo uno o lo otro.  Si se le desobedece enviará a sus matrikas como consejeras, como generales, como diplomáticas o, incluso, como asesinas, para hacer cumplir su voluntad.   Si alguien inicia una guerra injusta contra un vecino, se enfrenta a la posibilidad de ser destruído. por ello. Tierra Madre ha disfrutado de casi 600 años de una paz relativa, pues alguna guerra sí que ha habido, como cuando el Rey Gusano dió permiso a los ghul para independizarse del Reino Xing.  Se han evitado muchos abusos. Por ejemplo, en el Río Blanco la esclavitud está prohibida, así como la usura.  Pero ninguna paz es eterna.

LOS AGUADORES

Rumores de guerra. Empieza la historia
Nadie sabe bien quiénes son ni de dónde vienen. Unos dicen que de otro mundo, otros que de más allá del mar. Los hay altos y bajos, blancos y negros, de muchos tipos distintos... Circulan rumores de que se alían en secreto con gobernantes, esparciendo la semilla de la discordia.  En todo caso, aparecen cada 500-600 años para intentar destruir a la humanidad. Reinos florecientes desaparecen por completo, ciudades famosas se convierten en polvo, pueblos insignificantes pasan a  ser imperios. La última vez casi  consiguen su objetivo. Como dije antes, Tierra Madre ha disfrutado de una paz tranquila durante más de 500 años, pero en el momento actual todo el mundo parece desear que cambie la situación.  Hay intranquilidad, odios secretos, cuentas que saldar y rumores de que los aguadores están volviendo, ¿Podrá el Rey Gusano con sus matrikas evitar una nueva hecatombe que podría ser la definitiva?  ¿O tal vez, después de todo, las matrikas no fueron creadas para evitar lo que es inevitable?

De las matrikas hablaremos el próximo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada