Traductor

domingo, 30 de agosto de 2015

CONCIERTO DE UGARIT

En los años 50, en las excavaciones de la ciudad hurrita de Ugarit, se encontraron, cerca de la entrada del Palacio real, una serie de tablillas escritas en cuneiforme, con una antigüedad de más de 3500 años..   Nadie hizo demasiado caso de las mismas hasta que se estudiaron a  fondo en 1972. Resultaron ser una lista de más de 20 himnos a la diosa Nikkal. Pero lo más increíble es que se pudo hacer un estudio de la primitiva notación de la música.  

En medio del horror que se está viviendo hoy día en Siria, nos encontramos con estas tablillas, que son la muestra más antigua de música de la humanidad. Una música real que vuelve a nosotros desde lo más profundo de la historia,  Aquí os dejo uno de los himnos interpretado por ordenador con sistema MIDI:  Se ha colocado como instrumento el harpa, ya que se supone que era la forma más popular de interpretación de la época. 



Y aquí podréis escuchar la interpretación que hizo el pianista sirio Malek Jandali, sobre ese himno. La pieza se titula "Ecos de Ugarit".  En estos días en que se destruye el pasado de Siria, es bueno detenernos unos minutos a escuchar estas notas, que ningún explosivo podrá borrar:



miércoles, 5 de agosto de 2015

COLLARES SUMERIOS

Hace ya tiempo escribí un post donde mostraba una selección de joyas sumerias.  Hoy voy a centrarme en los collares. Otro día hablaremos de los brazaletes. En ambos casos los sumerios alcanzaron un alto grado de sofisticación, como ahora veréis:

Aquí tenemos un típico ejemplo de lazos de cuello ceremoniales. A las sumerias les encantaban los lazos de cuello, casi tanto como los collares, y a veces llevaban ambos a la vez, combinando colores y texturas de piedras. 

En este caso se trata de pequeñas cuentas de piedras de colores talladas (¡menuda paciencia le echaban!) con figuras de hojas hechas con finas láminas de bronce.







Otro lazo de cuello, encontrado en la tumba de la reina Puabi. se cree que perteneció a su hermana.

Lo curioso de esta pieza es que, habitualmente, los lazos de cuello sumerios  eran de hilos entrelazados de colores, con figuras o pìedras de colores insertadas en ellos a modo de adorno.

En este caso tenemos piezas enteras de lapislázuli intercaladas con piezas de bronce.










Otro ejemplo de lazo de cuello. Tiene un trabajo tremendo, a base de cuentas de lapislázuli y cornalina. Las cuentas doradas, en este caso, son de oro, fabricadas una a una.










Típico ejemplo de collar sumerio ceremonial.  Cuentas de bronce con cuentas de lapislázuli y cornalina.  

La pieza que cuelga al extremo es muy típica de la joyería sumeroacadia. Lo habitual es que fuese una figurita de animal de bronce (leones o gacelas por lo general), pero en este caso vemos una pieza con un relieve.










Otro ejemplo de collar parecido al anterior, pero esta vez con una cabeza de gacela al extremo.  Algunas de las cuentas azuladas son de azurita (un par de ellas, se han convertido en malaquita con los años).







Detalle de otro collar. Aparte de cuentas de oro hechas una a una, lleva cuentas de ámbar, cornalina y... rubíes (probablemente procedentes de lo que hoy es Irán).

Mejor no preguntéis el precio.







Y el resultado final.  En una ceremonia una gran sacerdoptisa podía ir de esta forma, combinando distintos collares de cuentas (las redondas de gran tamaño son azuritas y las alargadas son ámbar) con un bonito lazo de cuello.